ene. 28, 2020

Avanzando hacia el futuro con biocombustibles sostenibles

Dhanesh Bhaskaran
Dhanesh Bhaskaran
Gerente de Industria, Refino y Químicos

La palabra "biocombustible" es un término conocido desde hace muchos años. Sin embargo, hemos pasado a un nuevo período en el que el biocombustible se ha vuelto significativamente más importante a nivel mundial. Pero, ¿Ud. sabía que no todos los biocombustibles son realmente sostenibles ? ¿Y qué es lo que hace que una biorrefinería sea realmente eficiente ? Miremos más de cerca.

Silos en un campo de maíz

Con la creciente preocupación por el aumento de los niveles de contaminación y los cambios climáticos en el medio ambiente, hay una diversidad de debates sobre cómo reducir las emisiones de carbono y cómo todos pueden contribuir a la mejora del medio ambiente y hacerlo más limpio. Hay varias opciones disponibles y una de las formas de lograrlo, es hacer un cambio a fuentes de energía renovables.

La energía solar, eólica, geotérmica, hidroeléctrica, mareomotriz y de biomasa, son solo algunos de los tipos más comunes de fuentes de energía renovable. En este blog, nos centraremos en la energía procedente de la biomasa.

El término biocombustibles generalmente se refiere a combustibles líquidos, biodiesel y etanol, los cuales son combustibles producidos a partir de biomasa

Actualmente, los biocombustibles se procesan y utilizan en varios países, incluidos los países en desarrollo. La mayoría de los combustibles se producen a partir de materias primas de biomasa de primera generación, que se producen principalmente a partir de cultivos alimentarios y, por lo tanto, tendrían un impacto en el suministro de alimentos, lo que llevaría a un debate entre alimentos y petróleo. En la actualidad, aproximadamente más del 90% de los biocombustibles actuales se produce a partir de materias primas de primera generación

En el futuro, veremos un movimiento hacia el procesamiento de materias primas de segunda y tercera generación. Los combustibles de segunda generación se refieren al uso de madera o partes de plantas no comestibles, mientras que el combustible de tercera generación se centra en el uso de algas.

El biodiésel se produce mediante la esterificación de aceite vegetal. Sin embargo, el biodiesel regular producido, por lo general, necesita ser mezclado con diésel producido a partir de petróleo crudo. Los porcentajes de estas mezclas varían de una región a otra. La mezcla en la UE está actualmente restringida al 7-8%.El oxígeno presente en el biodiésel normal tiende a ser un factor limitante, ya que aumenta la oxidación y esto conduce a la contaminación. Otras limitaciones incluyen la formación de depósitos, problemas de almacenamiento y propiedades en frío deficientes.

Un enfoque alternativo para producir combustible diésel de base biológica es hidrotratar el aceite vegetal. Al usar hidrógeno para eliminar el oxígeno del aceite vegetal, se puede crear un combustible similar al diésel. El aceite vegetal tratado con hidrógeno (HVO,por sus siglas en inglés) se puede utilizar en cualquier proporción deseada, sin preocuparse por la calidad del combustible. Además, el HVO tiene mejores propiedades de flujo en frío y un índice de cetano más alto, en comparación con el biodiesel regular.

Aun así, el manejo de fluidos como el aceite vegetal conlleva sus propios desafíos para las válvulas de proceso. La corrosión es uno de los principales desafíos, ya que el aceite vegetal contiene ácidos grasos libres. Además, la presencia de contaminantes en la materia prima, puede afectar negativamente al catalizador. Por lo tanto, es importante seleccionar correctamente las válvulas que sean capaces de manejar dichos fluidos.

Los desafíos para las válvulas descritos anteriormente, se pueden abordar mediante la selección adecuada de materiales en la construcción de la válvula, incluidos los del asiento y los revestimientos, los que deben ser adecuados para la aplicación de aceite vegetal.  

Neles tiene experiencia en estos nuevos procesos y puede ayudar a nuestros clientes a lograr una mejor eficiencia de producción al proporcionar soluciones confiables basadas en aplicaciones

En Europa, una refinería tradicional se convirtió en una biorrefinería, al incluir una unidad de hidroprocesamiento adicional, necesaria para los aceites vegetales. La tecnología del hidroprocesamiento, estaba disponible a través de licenciantes y ninguna inversión nueva fue necesaria.

Neles fue elegido para suministrar todas las válvulas y todas las válvulas de apertura/cierre para este proyecto de biorrefinería. Al basarse en los requisitos del proceso, y trabajando en estrecha colaboración con el cliente, fue posible suministrar soluciones óptimas, para así respaldar la producción de biocombustible eficiente y sostenible en los próximos años.

 

Esta publicación de blog se actualizó en julio del 2020 debido al cambio de nombre de la empresa a Neles.

Suscríbase a nuestro boletín

Reciba la información más reciente sobre la industria directamente en su correo electrónico